• +56 2 2362 4600
  • contacto@corporacionesperanza.cl
  • Condell 272, Providencia, Santiago
Blog
CARTA AL DIRECTOR

CARTA AL DIRECTOR

Señor director
Obvio que el mensaje impacta.

Considero una muy buena señal la decisión del directorio de TVN. No es un tema de censura sino de línea editorial. Y de sintonía con lo que está pasando en Chile y con lo que debemos hacer para enfrentarlo. La invitación al festival a un cantante pro narcos y drogas no es neutro. Entrega un mensaje. Ya tenemos historia en eso.

«Tusi huele», cantaba hace un par de años un famoso músico urbano chileno. Una y otra vez lo repetían niños y adolescente que antes ni sabían del tusi, droga química a base de cocaína y ketamina. De tanto cantarla quisieron probar y de tanto probar muchos se hicieron dependientes. El fenómeno impactó en los jóvenes, pero también en los niños. Tras la pandemia, el caldo de cultivo fue perfecto y ahí están hoy miles de escolares bajos los efectos del tusi.

Mismo fenómeno que se dio hace una década en la confusa y mediática discusión por la legalización de la marihuana, en el que el mensaje fue: se trata de una planta inocua, llena de bondades. Predijimos que eso impactaría en los menores. Y así fue: entre el 2012 y el 2015 aumentó un 81% el consumo entre 8° y IV medio, y la percepción de riesgo cayó del 42% al 21%. Eso los llevó a experimentar en otras sustancias y en la última década los escolares chilenos encabezan en América el ranking en uso de marihuana, cocaína, pasta base y tranquilizantes. Simplemente se normalizó, se hizo cultura.

Desde hace 28 años en Corporación La Esperanza venimos advirtiendo sin éxito la urgencia de atender el problema en sus dos caras: el narcotráfico y el consumo. Si hoy la situación nos preocupa, anticipo que puede llegar a ser mucho peor, si no hay una estrategia de Estado, en coordinación con todos los actores de la sociedad, en la que el punto de partida sea un mensaje único, claro y potente respecto de las drogas. Por el contrario, la validación, el reconocimiento y la idealización que genera un mensaje equivocado pueden reforzar y alentar las conductas pro consumo y pro narcoviolencia.

Por eso sorprende el llegar a una situación en la que, para un programa transmitido por el canal público, visto por miles de niños y jóvenes, organizado por un municipio y sin estar obligados, se opta por dar espacio a música que promueve a narcos y drogas. El artista es famoso, sin duda, lo escucharán igual por otras vías, sí, pero ¿se decidió que ese es el mensaje que se quiere dar en el festival? En ese sentido, valoro la actitud de TVN de revocar su apoyo inicial. El municipio tiene la palabra, no veo razón para persistir, salvo que todo se reduzca a un problema de rating y al dinero.

Ana Luisa Jouanne L.
Directora Ejecutiva
Corporación Esperanza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *