• +56 2 2362 4601
  • contacto@corporacionesperanza.cl
  • Andrés de Fuenzalida 99, Of. 102, Providencia, Santiago
Blog
Chile es el país con mayor decomiso de éxtasis de América Latina y el séptimo en el mundo

Chile es el país con mayor decomiso de éxtasis de América Latina y el séptimo en el mundo

Tras la publicación del Informe de Consumo de Drogas de la ONU, Corporación La Esperanza vuelve a levantar la alerta urgente sobre  el consumo de drogas sintéticas en el país, en especial en la población escolar, cuyo uso promedio es 8,7 veces mayor que el de la población adulta chilena, según los últimos registros de SENDA.

En el marco del Día Mundial de la Prevención del Consumo de Drogas, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) hizo público el informe mundial sobre las drogas 2024, el que arroja alarmantes datos a nivel internacional, regional y también nacional.

El informe, además de señalar que el número de personas que consumen drogas en el mundo aumentó en un 20% en diez años, que la producción de cocaína, en  un auge inédito creció en un 20% en un año y se triplicó en la última década; que el 41% de los trastornos por consumo en el mundo corresponden a cannabis, que el 4% de la población mundial  usa marihuana, (el promedio en nuestro país es del 10,9%, Senda ) . El informe mundial ubicó a Chile como el séptimo país del mundo en decomiso de éxtasis y el primero en América Latina. 

Es en este último punto –decomiso de éxtasis donde quiere enfatizar la Corporación La Esperanza- institución que lleva 29 años trabajando en la prevención del consumo y en la rehabilitación de personas de escasos recursos con adicción severa a drogas-. Según su directora, Ana Luisa Jouanne, “este dato habla bien de Aduanas y la  PDI,  pero es altamente preocupante porque demuestra la gran disponibilidad de éxtasis en el “mercado chileno”; las policías más eficientes del mundo detectan solo entre el 10 y el 15% de las drogas.  ¿Y el resto?, las consumen jóvenes chilenos, pero muy especialmente niños.  Esa es nuestra mayor preocupación”. Desde hace años  los escolares chilenos ocupan el primer lugar de América en consumo de marihuana, cocaína, pasta base y tranquilizantes s/r, y en éxtasis ocupan el 2°después de Canadá.(CICAD/OEA). 

De esos datos, Jouanne señala como especialmente preocupante lo relativo a las drogas químicas, porque “sin duda hace más complejo el problema y su solución.  Explica que La Esperanza viene alertando  sobre el uso no medicinal de drogas químicas desde el 2010, fecha desde que el consumo de estas drogas se ha multiplicado por 2 y 3 veces , en adultos y en escolares.  Refuerza esta alerta el hecho que en el informe mundial se señala a Países Bajos y Australia como los mayores consumidores de éxtasis, con promedios de 3.9% y 3% en adultos, respectivamente, mientras en la prepandemia, 2,6% de los escolares en Chile lo habían consumido en el último año, 8, 7 veces más que los adultos. No hay datos de otras drogas como el tussi, -en Chile con base en ketamina, cocaína u otras sustancias-  que es cada vez más atractiva entre escolares y jóvenes.

En el marco del día internacional de la prevención, que coincide con este informe de la UNODC, Ana Luisa Jouanne  pregunta: “Frente al altísimo consumo, especialmente entre escolares,  ¿Cuál ha sido la respuesta de las autoridades, de la sociedad en general? ¿Hay un plan de contingencia, hay una glosa especial del Presupuesto, hay una mesa de expertos? Es frecuente compararnos con países de la OCDE, “pues ningún país de ellos tiene en sus niños este nivel de consumo y además sin el Estado que esté encima del problema como un tema prioritario de salud pública, de educación, de seguridad, … De derechos de los NNA”.  

“Es urgente reaccionar, este es un problema que no se resuelve en la inacción, dejando pasar tiempo. Así solo puede empeorar.  En el Día Internacional de la Prevención del Consumo de Drogas, insistimos en la necesidad de ley de prevención obligatoria, desde preescolar hasta IV medio, con presupuesto para implementarla. También, reiteramos que tener padres o cuidadores afectuosos e involucrados son la prevención más efectiva. Sin embargo, no es suficiente. La cultura del país y la normalización del consumo requieren que nos sentemos formalmente líderes de todos los segmentos de la sociedad a decidir qué haremos en Chile para evitar que las drogas determinen nuestro futuro”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *