PROYECTO SONDEARÁ CONSUMO DE MARIHUANA Y ALCOHOL USANDO REDES SOCIALES

La iniciativa es la plataforma Sonama que fue pensada por el centro Web Intelligence Centre (WIC) y donde un equipo multidisciplinario de ingenieros, médicos, lingüistas y sociólogos trabajó en su creación. Para medir el alcance de Sonama, se realizó un trabajo piloto con la información de un millón y medio de usuarios en Twitter que luego se comparó con la Encuesta Nacional de Drogas, y se obtuvo una correlación de un 93% con las cifras de la Encuesta.

Un proyecto desarrollado por la Universidad de Chile busca mediante un análisis a las redes sociales establecer la verdadera incidencia del consumo de marihuana y alcohol en el país.

La iniciativa es la plataforma Sonama que fue pensada por el centro Web Intelligence Centre (WIC) y donde un equipo multidisciplinario de ingenieros, médicos, lingüistas y sociólogos trabajó en su creación.

Consiste en la implementación de un programa computacional que en primera instanciautilizará la técnica lingüística “minería de textos” en Twitter para medir palabras claves y determinar cuáles son la opiniones de los usuarios chilenos entorno a estas sustancias.

Para medir el alcance de Sonama, se realizó un trabajo piloto con la información de un millón y medio de usuarios en Twitter que luego se comparó con la Encuesta Nacional de Drogas, realizada cada dos años  por Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda).

De esa primera prueba, se obtuvo una correlación de un 93% con las cifras de la Encuesta, pero la ventaja que trae la plataforma es que permitirá una medición en línea del consumo de drogas en  Chile que podrá contribuir en la toma de decisiones de políticas públicas y observar, por ejemplo, el impacto que pueden tener campañas de prevención.

Quien ha liderado el proyecto desde su origen es el Ingeniero Industrial Víctor Cortés. “Cuando me involucré en este tema veía que mucha gente comentaba acerca de las marihuana en sus cuentas de red social y que directamente publicaban fotos. Me interesó de inmediato saber porqué la autoridades no investigaban más sobre este tema para tomar decisiones”, señala.

En primera instancia, idear esta plataforma era parte de su proyecto de título en la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, y después, al ganar un Fondef para su desarrollo, Sonama empezó a tomar aún más fuerza.

El origen del proyecto 

Los comienzos de Sonama vinculan a dos académicos de la Universidad de Chile. Carlos Ibáñez, psiquiatra experto en adiciones de la Facultad de Medicina, veía con preocupación cómo el consumo de marihuana y alcohol entre los jóvenes iba en aumento – la última encuesta del Senda 2014 registró un aumento de 7,1 a 11,3% en el consumo de marihuana en jóvenes entre 19 y 25 años-, y  por otro lado, Juan Velázquez, director de WIC y del Departamento de Ingeniería Industrial, veía con especial atención la posibilidad de analizar las múltiples opiniones generadas en las redes sociales.

Luego, bastó un par de reuniones para que luego iniciarán un trabajo en conjunto, y gracias a los resultados del piloto, Somana aparece como una herramienta necesaria para la prevención y seguir de cerca este fenómeno en Internet.

Entre los hallazgos que ha detectado Sonama, Víctor Cortés dice que estudió la evolución de la opinión de la marihuana de los últimos años.

“Se ha visto una clara tendencia al alza hacía la mirada positiva: la gente comenta positivamente sobre la marihuana. Incluso, desde los años 2009 y 2010 hubo un punto de inflexión, porque los comentarios eran más negativos sobre este tema”.

Por eso la idea de Sonama es tratar de predecir si hay un consumo peligroso de consumo de marihuana y alcohol. “Cuando mostramos los estudios preliminares al Senda se sorprendieron al ver que sí se podía analizar esto, que la revisión era significativa”.

En la actualidad el equipo de Sonama analiza sólo el texto de Twitter. Los próximos desafíos son analizar las imágenes de los usuarios. “Se está empezando a analizar Instagram y estamos desarrollando un clasificador que pueda ver si hay presencia de alcohol o marihuana en las imágenes, la hipótesis es que esto también nos va ayudar a proyectar el consumo de marihuana”.