“NACISTE TÚ” – PROGRAMA PILOTO

Hoy, Corporación la Esperanza tiene un nuevo desafío: tratar al más débil en la cadena de la droga: El niño gestado y nacido en adicción.

“Naciste tú” es un proyecto piloto que tiene como finalidad dar visibilidad y atender desde sus primeros días, sin separarlo de su madre, al niño que ha sido expuesto a la droga en su etapa gestacional, para  disminuir el daño producido y  favorecer el  desarrollo de sus potencialidades, evitar que vaya a un centro Sename o crezca bajo el alero de padres consumidores.

Centro Santa María de Rancagua - Naciste tú

Centro Santa María de La Esperanza – Rancagua

Nuestro Centro Santa María de La Esperanza, ubicado en Rancagua, cuenta con un espacio especial para recibir a los 24 beneficiarios de este proyecto, 12 mujeres junto a 12 recién nacidos. Las instalaciones cuentan con habitaciones con cuatro camas y cuatro cunas cada una, cocina, comedor, sala de estar, 1 sedile para preparar leche y mudadores.

Este proyecto constituye un conjunto de evaluaciones e intervenciones programadas para responder a las necesidades de las  mujeres con consumo perjudicial o dependencia de sustancias psicoactivas, y de sus hijos que presenten síndrome de abstinencia neonatal.

Tratamiento

“Naciste tú” ofrece un tratamiento de modalidad residencial intensiva, tiene una duración aproximada de 12 meses y un seguimiento de 2 años, pudiendo adecuar su duración según las necesidades de la madre y el niño.

En relación al recién nacido, se aplica una pauta de medición para evaluar signos de alteraciones neurofisiológicos que se enmarquen en variaciones del espectro neuro-conductual, y para lograr este cometido los especialistas utilizan la escala NNNS (NICU-Network, neurobehavioral scale) el día 7 y 45, contados desde su nacimiento.

El test NNNS representa una escala que ha sido aplicada y medida en niños que han estado expuestos a diversas drogas. Fue desarrollado específicamente para estos efectos por la Universidad de Brown, Estados Unidos, y Corporación La Esperanza es la única organización en el país que cuenta con un equipo de expertos certificado para hacer uso de este sistema de evaluación, el cual está formado por tres neurólogos – dos del Hospital San Juan de Dios y uno del Hospital Regional de Rancagua -, dos psicólogos y una terapeuta ocupacional, éstos tres últimos del Centro Santa María de Rancagua de La Esperanza.

El proyecto Naciste tú considera las siguientes etapas:

Etapa 1 o fase de acogida (duración 3 meses). Ingreso y vinculación de la usuaria embarazada.

La primera etapa del tratamiento consiste en el ingreso y adaptación al funcionamiento del centro por parte de las mujeres en etapa de embarazo, con actividades individuales orientadas a extraer y reforzar la motivación intrínseca para el cambio, favorecer el vínculo y alianza terapéutica, entregando un espacio protegido y de contención para la diada.

Etapa 2 o fase de comunidad (duración de 6 a 8 meses). Se centra en la implementación del plan de tratamiento individual tanto de la madre (ya sea embarazada o puérpera) y del infante.

Incluye procesos biopsicosociales desde una intervención multidisciplinaria, grupal y familiar, con el abordaje de objetivos terapéuticos que consideren las siguientes aéreas en la madre: Consumo de alcohol y drogas, salud mental y física, dimensión motivacional, relaciones interpersonales, familia, trasgresión a la norma y delito e integración social.

En relación al menor y de acuerdo a la detección de desregulaciones o no, las intervenciones se enfocan en la estimulación temprana, manejo de la vinculación con el entorno, manejo ambiental y de actividades en el centro terapéutico. Estas intervenciones están dadas por la terapeuta ocupacional y la educadora de párvulo, quienes se enfocan en un tratamiento no farmacológico del infante en las siguientes 4 áreas:

  • Reactividad a estímulos sensoriales: Tacto, visual, auditivo y movimiento.
  • Tono muscular y movimientos: Tipo de succión del pecho, posiciones, contención y afirmar, y balanceo.
  • Signos de estrés: Promover el descanso, ajustes de ambiente y estímulos, identificar las causas que gatillan el estrés, detectar límites de tolerancia a estímulos y su regulación, presentación gradual a estímulos y sensibilidad de retroalimentación de las señales.
  • Control de sueño-vigilia: asistir en la transición de los estados, manejo suave y estímulos apropiados.

La psicóloga es la responsable de evaluar la etapa de desarrollo del niño y el acompañamiento psicoterapéutico con la madre, que incluye psicoeducación, talleres de vínculo efectivo, apego seguro y taller de estimulación temprana.

El tratamiento será seguido con un monitoreo constante de los signos neurofisiológicos y neuro-conductuales del recién nacido. Además, se creará una pauta de evaluación respecto de su desarrollo psicomotor, cognitivo y socioemocional esperable a los rangos de edad de los 0 a los 2 años.

Las intervenciones con la madre están dirigidas a la psicoeducación, proceso psicoterapéutico individual y grupal, e intervenciones psicosociales grupales enfocadas en crear vínculo, apego seguro y habilidades parentales.

Etapa 3  o fase de pre-integración social (duración de 2 a 3 meses). Transición hacia la integración.

La mirada se vuelve hacia temáticas como la búsqueda de trabajo, nivelación de estudios y/o capacitación en oficio, presupuesto familiar, desarrollo de habilidades socio-ocupacionales, situación de entrevista y currículo vitae, entre otros.

Se fortalecen las pautas de crianzas y habilidades parentales, se mantiene el proceso de evaluación del desarrollo del lactante y el proceso de estimulación del desarrollo psicomotor, cognitivo y socioemocional acordes a su rango de edad.

Etapa 4 o fase de integración social (duración de 2 años). Mantenimiento al cambio y  del trabajo ya realizado.

La usuaria tiene que estar resuelta en temáticas de integración y socio-ocupacionales. Para llegar a esta etapa se fortalecen estrategias de prevención de recaída, redes sociales para disminuir el estrés y favorecer el auto-cuidado. Se hace un seguimiento a la evolución de diversas áreas dentro de lo que se considera la integración (familia, trabajo, proyecto de vida en general, equilibrio personal y estrategias parentales).

La terapia individual se realiza dos veces por semana en una primera etapa después del egreso, luego es semanal con el fin de que la usuaria se vaya desprendiendo gradualmente hasta llegar a tener calidad de reeducado o alta terapéutica.

Con respecto al infante, se mantienen los controles en el centro y se verifican los controles en Cesfam o con el especialista médico del hospital. Además se coordina el ingreso a jardín infantil dependiendo de la edad.

El compromiso de todos es garantizar un futuro de oportunidades a estos menores, al lado de sus padres y en un ambiente libre de consumo.

"Naciste tú"

Programa piloto “Naciste tú”