LA ESPERANZA DA UNA NUEVA MIRADA AL MINISTERIO DE DESARROLLO SOCIAL FRENTE AL PROBLEMA DE LA DROGA

  • Corporación La Esperanza planteó su preocupación por el aumento exponencial, en los últimos seis años, del consumo de drogas en niños y adolescentes.
  • Fortalecer las habilidades parentales e implementar un test prenatal para embarazadas, fueron parte de las propuestas entregadas por Corporación La Esperanza al Ministerio de Desarrollo Social.

Una buena acogida por parte del Ministro Alfredo Moreno tuvo la proposición de Corporación La Esperanza de conformar de manera prioritaria una mesa de trabajo para abordar el problema de la droga en Chile, con énfasis en el consumo y la prevención en escolares, además de la integración de los padres.

Esto en el entendido que la droga destruye y empobrece a nivel personal, familiar y social a quienes pasan a ser dependientes o actúan bajo sus efectos. “Hoy no es un tema que este en la agenda, en circunstancias que nuestros adolescentes están en el primer lugar mundial en consumo de marihuana y de América en cocaína y pasta base. Pero no sólo eso, una mirada más atenta permite ver que el aumento del consumo de la mujer tiene un impacto directo en sus hijos, más aún si se ha consumido en el embarazo. La consecuencia es que son niños que están mucho más vulnerables en su contexto, que pueden tener daños neuro-psicomotores, de cognición y lenguaje así como de conducta por intolerancia a la frustración y lo más complejo es que sin que nadie haya diagnosticado a estos niños”, recalca Ana Luisa Jouanne, directora Ejecutiva de Corporación La Esperanza.

¿Cuántos de estos niños hoy desertan del sistema escolar, son consumidores, reciben violencia o ellos protagonizan  actos de violencia simplemente por el daño provocado por la droga antes de nacer? Fueron parte de las inquietudes planteadas durante esta reunión en la que estuvo presente el Ministro Alfredo Moreno, junto con la subsecretaria de la Infancia, Carol Bown y representantes de La Esperanza.

Ana Luisa Jouanne, propuso al Ministro Moreno acciones concretas que se hagan cargo de la vulnerabilidad de los niños y niñas frente a la droga. Desde hacer visibles a estos menores, diagnosticarlos y tratarlos  desde su nacimiento, en el caso que sus madres hayan consumido durante el embarazo; hasta anticiparse al problema haciendo un test de drogas a embarazadas con el fin de ofrecerles a tiempo abstinencia  y evitar así el daño del niño en gestación.

De acuerdo a lo manifestado por el propio Ministro Moreno estos temas ya están en los planes que el futuro Ministerio de la Familia y Desarrollo Social quiere colocar en agenda.

Siguiendo esta misma línea de acción, Corporación La Esperanza enfatizó la necesidad de empoderar a las familias, a los adultos responsables o significativos para los niños, pues ellos serán el primer agente protector y preventivo a la hora que estos tengan que tomar la decisión si consumen o no drogas.

Hoy cerca de 700 mil personas presentan consumo problemático de drogas; de estas son 230 mil mujeres, la mayoría en plena edad fértil. Por eso se insistió en la necesidad de aumentar la oferta de rehabilitación para mujeres, en adolescentes no infractores de ley y en diagnosticar lo más temprano posible a menores gestados y nacidos en adicción.

Entre las propuestas concretas entregadas al Ministerio de Desarrollo Social se incluyó el hacer suyo un  programa piloto creado por Corporación La Esperanza para atender al último eslabón en la cadena de la droga, hijos de madres adictas, víctimas inocentes que no eligieron  consumir. “Naciste Tú” es un programa pionero, residencial intensivo, que tiene como centro al niño gestado y nacido en adicción. Madre e hijo se rehabilitan juntos.

Además dentro de las metas propuestas para la futura mesa de trabajo se destacó  principalmente el impulsar una política de prevención que tenga metas claras en cuanto a disminuir en mediano y largo plazo el consumo de drogas en escolares chilenos.