Francisca (Consumió drogas y alcohol hasta los 7 meses de embarazo)

“Llegué a La Esperanza por un poli consumo de drogas y alcohol, estaba pasando a un consumo diario… al principio no fue fácil…uno se da cuenta que esta es la vida real y no la vida del consumo. Necesitaba generar un cambio. Es un cambio gratificante en mi vida porque puedo ser madre 100% de mi hijo. Se le agradece a la vida que existan lugares como este…”