EN REGIONES

El 2011 tomamos la decisión de abrir el Centro San José, en la ciudad de Arica, destinado a atender de manera ambulatoria a hombres con consumo severo de drogas y alcohol. Mientras que el 2012 expandimos nuestra oferta a la ciudad de Rancagua, comenzando a operar el Centro Femenino Santa María de la Esperanza en modalidad ambulatorio e internado, donde recibimos a mujeres, embarazadas y puérperas con sus hijos recién nacidos. El 2014, San José se traslada a un nuevo recinto, lo que nos permite brindar tratamiento residencial a aquellos hombres que vienen del interior de la región y que no cuentan con redes de apoyo en la ciudad de Arica. El 2015, comienza a operar un programa piloto en Santa María, destinado a tratar a niños gestados en adicción junto a sus madres.