CONSUMO Y TRÁFICO DE DROGAS: PRINCIPALES PROBLEMAS DE LOS ESTABLECIMIENTOS EDUCACIONALES MUNICIPALES

76,6% de directores de colegios y liceos municipales indican que el conflicto más importante en dichos recintos son las drogas.

76,6% de directores de colegios y liceos municipales indican que el conflicto más importante en dichos recintos son las drogas. Así lo reveló el estudio Conflictos Socioeducativos y Liderazgo Escolar realizado por el Centro de Desarrollo de Liderazgo Educativo, para el cual fueron encuestados 300 directores de establecimientos municipales, quienes afirmaron que lo más preocupante es la forma en la cual se está introduciendo la drogadicción.

Asimismo, el estudio indica que frente al consumo de sustancias ilícitas, los directores tienen poca preparación para enfrentar los casos. En este contexto, el 90% está de acuerdo en que al verse enfrentados a una situación así, llamarían a Carabineros, el 78% concuerda con revisar las mochilas y el 75% apoya la expulsión del alumno.

En los establecimientos educacionales no cuentan con ninguna preparación sobre la materia, por lo tanto, no saben qué hacer con el consumo de drogas ni con el tráfico, no lo ven como un problema sino como un delito. ¿Qué provoca una actitud así? Que no se enfrenta la realidad y a los menores no les explican los peligros del uso de sustancias ilícitas.

No existe una política de prevención y no se involucra a los profesores en esta situación, algo fundamental si se quiere generar un cambio y crear consciencia en los escolares.

En los más de 21 años de existencia de Corporación La Esperanza, siempre hemos tomado en serio la situación de drogas a nivel nacional, por ello uno de nuestros objetivos es la prevención. A raíz de esto, tenemos un equipo de profesionales encargado específicamente de dicha área, la cual cuenta con distintas intervenciones en materia de prevención, siendo una de ellas el “Diseño de la Política de Prevención del consumo de drogas y alcohol en contexto escolar”, que consiste en una asesoría y capacitación para el desarrollo de un registro institucional que integre directrices para la implementación de estrategias preventivas y protocolos de abordaje en situaciones de tráfico y consumo al interior de la organización.

Tras la intervención, los establecimientos disponen de una estrategia y protocolo claro, alineado a los pilares institucionales. Así también, se logra la vinculación de la comunidad educativa en la gestión y seguimiento de la estrategia preventiva, a la vez que se instala un lenguaje común de Cultura Preventiva.

El programa anterior, es una clara solución a la problemática que se vive en los establecimientos, los cuales lamentablemente no cuentan información ni herramientas necesarias para detectar, abordar y realizar el adecuado seguimiento a los casos de consumo y tráfico.

Si quieres conocer más sobre nuestra oferta programática, pincha aquí…