Ariel (32 años / Consumió drogas durante 14 años)

“Llevo casi dos meses en la Corporación La Esperanza y estoy acá porque la droga me ganó mi vida. Cada vez me alejaba más de todo lo que yo quería, estaba solo, había perdido todo, no tenía nada ni nadie. Y yo no quería eso para mi vida, pero sabiendo que esto me hacía mal yo seguía igual consumiendo. No te das cuenta cuando te ganó, te pisoteó, hizo lo que quiso contigo…pero llega un momento de lucidez, unos segundos, un minuto… cuando tienes tu vida más que destruida, recién ahí tomas la decisión de tener un cambio en tu vida.”